Cómo acariciar un gato

 Si quieres tener de mascota un gato, te recomendamos considerar estudiar un poco como es su conducta, a pesar que son animales domésticos, no dejan de tener una conducta independiente y caprichosa. Es importante conocer el lenguaje de los gatos para que puedas compartir más tiempo con ellos sin temor a ser mordido por su intolerancia.

Los gatos no tienen mucha paciencia para ciertas caricias, y la manera de comunicarse para indicar que ya no quiere que lo toques es mordiendo. Para lograr un acercamiento con tu mascota felina, comienza por la cabeza, les encanta que le toquen la cabeza, también la quijada o la barbilla, acaríciale las mejillas y la base de las orejitas.

El ronroneo es una conducta particular de los gatos, significa que están complacidos, seguros y cómodos. Pero recuerda eso es de momento, debes tomar en cuenta que algunos gatos no son de estar recibiendo caricias por largas horas. Ellos sabrán comunicarse contigo cuando deseen ser atendidos con mimos, nunca podrás obligar a un gato a satisfacer tus ganas de mimarlo, deja que llegue solo.

Como otras recomendaciones, para saber Cómo acariciar un gato debes considerar su incomodidad, no le toques la pansa, el lomo ni la cola. Tener un gato es tener una mascota mística.