Los secretos de la mujer parisina contados por Caroline de Maigret

Caroline de Maigret, embajadora de la elegancia francesa, confiesa que existe una obsesión muy grande y cultural por la mujer de París, a la que se la vincula directamente con una figura de perfección.

Si hay algo que deja en claro Caroline es que es un concepto falso. Admite que “somos desordenadas, llenas de contradicciones, imprecisas, aunque también curiosas y divertidas“. Corre por sus venas la sangre aristócrata, teniendo importantes vínculos con políticos.

Si ella describiera en una palabra al tipo de mujer que ella representa, sería con “effortless” (sencilla). Estar en condiciones naturales y lucirse, en eso se basa su idea.

Si hay algo que las parisinas nunca van a decir es que hacen dieta, van al gimnasio y que pudieron operarse. Lo esconden” reconoce de Maigret. La visita de ella coincide con la de los Reyes Felipe y Letizia en París. En referencia a ello, Caroline dice: “Vi a la Reina ayer en una foto en el periódico y estaba muy elegante. Se ajusta perfectamente a los valores de la mujer parisina. Es elegante, natural y sencilla“.

Su ideal de mujer parisina en realidad no es francesa, se trata de la británica Charlotte Rampling. Destaca en ella su capacidad de jugar con la femeneidad y con la masculinidad.